google-site-verification=leQEZztizR9q3rWI0IWy_rvDls8jaX2puxlFLrJeq_A google-site-verification=leQEZztizR9q3rWI0IWy_rvDls8jaX2puxlFLrJeq_A
/* From uiverse.io by @Mike11jr */ .spinner { flex-direction: row; display: flex; align-items: center; justify-content: center; } .dot1, .dot2, .dot3 { width: 15px; height: 15px; border: double; border-color: white; border-radius: 50%; margin: 10px; } .dot1 { animation: jump765 1.6s -0.32s linear infinite; background: #2495ff; } .dot2 { animation: jump765 1.6s -0.16s linear infinite; background: #2495ff; } .dot3 { animation: jump765 1.6s linear infinite; background: #2495ff; } @keyframes jump765 { 0%, 80%, 100% { -webkit-transform: scale(0); transform: scale(0); } 40% { -webkit-transform: scale(2.0); transform: scale(2.0); } }
top of page

Selección de lámparas de fotocurado en el ámbito dental: Cómo elegir la mejor para tu clínica dental

Las lámparas de fotocurado son herramientas imprescindibles en cualquier clínica dental, ya que se utilizan para endurecer los materiales de composite y selladores dentales. A la hora de elegir una lámpara de fotocurado, es importante considerar una serie de factores que permitirán obtener los mejores resultados posibles en la práctica clínica.




1. Potencia de la lámpara de fotocurado

La potencia es uno de los factores más importantes a considerar al seleccionar una lámpara de fotocurado. Cuanta más potencia tenga la lámpara, más rápida será la polimerización del material dental, lo que se traducirá en tiempos de curado más cortos. Las lámparas de fotocurado suelen tener potencias que oscilan entre los 400 y los 1200 mW/cm².


2. Longitud de onda

La longitud de onda es otro factor crucial a considerar. Las lámparas de fotocurado emiten luz de diferentes longitudes de onda, y es importante elegir una lámpara que emita la longitud de onda adecuada para el material dental que se está utilizando. Por ejemplo, los materiales de composite suelen requerir una longitud de onda de 470 nm, mientras que los selladores dentales necesitan una longitud de onda de 400 a 480 nm.


3. Tamaño y diseño de la cabeza de la lámpara

El tamaño y diseño de la cabeza de la lámpara también son factores a tener en cuenta. Una cabeza de lámpara más grande permitirá una mayor cobertura de área, lo que puede ser beneficioso para las restauraciones dentales más grandes. Por otro lado, una cabeza de lámpara más pequeña puede ser más fácil de maniobrar en espacios reducidos.


4. Tiempo de curado

El tiempo de curado también es importante, ya que un tiempo de curado más corto significa que se puede trabajar más rápidamente en la boca del paciente. Además, una lámpara de fotocurado con un tiempo de curado más corto puede ayudar a reducir la sensibilidad postoperatoria del paciente.


368 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page